Dreams come true: sushifresh

Me gusta la comida japonesa y me gusta conocer las historias que hay detrás de las empresas así que cuando descubrí sushifresh y supe toda la historia detrás de la marca (la historia de Sara) decidí que lo compartiría en mi blog. Me encanta aprender de las motivaciones que llevan a mujeres jóvenes, madres luchadoras y con ilusiones a llevar a cabo sus sueños.

Sara Serantes tenía 25 años y en vista de que la empresa de marketing para la que trabajaba cerraba (en 2009 las cosas en España empezaban a torcerse económicamente hablando) decidió marcharse con lo puesto a Nueva Zelanda para abrir su mente con la intención de montar algo propio. Allí se quedó admirada de la delicadeza, el cuidado y atención que ponían los negocios de comida japonesa home delivery, algo que no había visto en España, donde la categoría home delivery tenía más de fast food que de fast good o experiencia gastronómica de calidad. Viajó por todo el mundo y la ilusión por crear su propio negocio fue creciendo. Cuando llegó a España en el 2011, a través de INICIA, desarrolló su plan de empresa que le llevó 4 meses a jornada completa. Lo más difícil vino a la hora de buscar financiación pues, aunque hay mucha publicidad de ayudas para emprendedores, la realidad es que para una mujer joven, sin patrimonio ni recursos, era casi una misión imposible. La Banca privada ni hablar y otras instituciones, microcréditos etc. tampoco. Pasaron los meses y tras una búsqueda incansable, ENISA (empresa nacional de innovación) le concedió por fin una línea de financiación para emprendedores sin garantías ni avales. ¡TODO UN EXITO!

Fases de sushifresh:

Primera fase: Diseño y programación web, packaging, etc… Lo tenían claro, saldrían al mercado exclusivamente con presencia online y trabajando en un espacio alquilado. La idea era minimizar los costes fijos.

Julio 2012: sushifresh, iniciaron su actividad y emplearon a 3 personas, incluida Sara. La demanda era muy buena y frecuente. En pocos meses alcanzaron objetivos y decidieron dar el siguiente paso: tener presencia física con tienda propia.

Diciembre 2012: sushifresh ya era un equipo de 6 personas. Sara Solicita la segunda ronda de financiación para hacer frente a la inversión de la tienda. Después de mucho pelear, le concedieron la LINEA EMPREN del ICF. En este caso debían aportar un 30% del importe de la operación en garantía real, el resto venía avalado por el propio ICF.

Mayo 2013: Después de más de 3 años dando vueltas a la idea y poniéndola en marcha, sushifresh ¡YA EXISTÍA físicamente en Vía Augusta, 65 (esquina Laforja)! Eran un equipo de 10 personas y habían duplicado las previsiones que se marcaron en el plan financiero inicial (¡abriendo solo por las noches!) Más de 6500 pedidos y seguían creciendo.

En la actualidad: Tienen una plantilla de 22 personas. Preparan la nueva versión responsive de la web que saldrá en 2015. Cuentan con flota propia de 10 motos para reparto y están trabajando para abrir una segunda tienda en Barcelona con más de 45.000 pedidos servidos a sus espaldas.

“Lo más satisfactorio de todo este proceso es ver como algo que ha salido de uno mismo, se hace realidad. ¡He cumplido mi sueño!”– me dice Sara con sus tímidos ojos grises – “Sólo hay que luchar diariamente para conseguirlo y no rendirse por el camino”.

Pequeñas piezas de felicidad

Hoy Sara sigue tan enamorada de sushifresh como hace 5 años, los mismos años que tiene su hija mayor. Tiene otro hijo de meses al que aún da el pecho y valora poder ser “dueña de su tiempo” aunque trabaje muchas horas y así poder llevarlos al médico, asistir a las funciones del colegio y no perderse nada. No ha sido fácil, incluso le ha costado que sus sushimen se acostumbren, debido al choque cultural, a tener una jefa “merondeando” en la cocina. Sabe que queda mucho camino por delante, mucho por aprender y mucho que mejorar, pero disfruta cada día con lo que hace y eso es lo importante. Ahora lo importante también es que la gente siga disfrutando de sushifresh, que se acerque a Vía Augusta 65 donde verá en directo como preparan los encargos o más fácil aún vía internet con la tienda online. Yo lo he probado y son de confianza absoluta: puntualidad en la entrega, cuidada presentación y excelente relación calidad-precio. Además hay opciones para vegetarianos y pronto habrá un menú special kids que me muero por que salga. Y otra cosa, tienen un compromiso con el medioambiente por el que solo trabajan con proveedores que garanticen la edad de la captura y no generen impacto en el fondo marino y su packaging está hecho de material reciclable (bye bye a las bandejitas de plástico).

Y para todos los que os animéis a probarlo, que sepáis que tenéis un descuento si hacéis un pedido con el código MARESDEBARCELONA

Personalmente os recomiendo el Gunkan de salmón spicy, el tartar de atún y la bandeja gourmet mmmm……

¡Felicidades Sara y gracias por recordarnos que los sueños se pueden hacer realidad!

http://www.sushifresh.es