Cada botella anuncia un perro en adopción

Mixed+12+Pack+Layer+FNL+247+new+web

Hace unas semanas descubrí KOMBUCHA DOG gracias a Instagram (que tantas satisfacciones me da) y me quedé impresionada con la idea detrás del producto. Para empezar muchos os preguntaréis qué es el kombucha, ¿verdad? El kombucha es una bebida fermentada de ligero sabor ácido, que se prepara mediante té endulzado fermentado mediante unos hongos y bacterias que convierten el azúcar en glucosa y fructosa y después en alcohol etílico. El nombre «kombucha» es posiblemente japonés, ya que konbu (昆布) significa ‘alga’, y la terminación cha (茶) significa ‘té’, o sea ‘alga de té’. Los chinos apreciaban al hongo por su propiedad de equilibrar el chi, la energía vital, y mejorar la digestión. Parece ser que los médicos chinos guardaban el hongo de la inmortalidad y longevidad en secreto pero en realidad cualquier persona con la bebida puede obtener dicho hongo dejándola en reposo varias semanas ya que en su superficie volverá a crecer. Bueno, después de este rollo wikipédico iré al grano de la cuestión. La bebida no la he probado nunca pero me muero por comprarla por dos motivos (a parte de la curiosidad por el sabor ¡claro!):

  1. El diseño impecable: cada botella tiene un perro en la etiqueta maravillosamente fotografiado, digno de un premio LAUS.
  2. La causa: cada perro ha sido rescatado de la calle de la ciudad de Los Angeles (USA) y está en adopción. Ya han conseguido un hogar a más de 50 perros.

Me gustaría que empresas de gran consumo se fijaran en estas acciones/ideas/causas e invirtieran el presupuesto de marketing con ideas que mejoraran el planeta. Ésta es una de ellas, ¿os imagináis una botella de Estrella Damm, de Coca-Cola o de Cacaolat con la foto de los cientos de animales abandonados que hay para adoptar en cualquiera de las protectoras de nuestras localidades como la de CAAD Maresme? Y pongo ejemplos de bebidas, pero lo mismo podría hacerse con Nike, Munich o con los cereales Kellog’s.

En fin, ahí lo dejo… (Ojalá este post no caiga en saco roto). Y disfrutad con la web y la historia de su creador:

http://www.kombuchadog.com

*Para los interesados que no tengan previsto un viaje a California, de momento la tienda más cercana para conseguir una botellita está en París http://www.colette.fr

Os recomiendo visitar, apadrinar y/o  pasear a algún perro o mascota en http://www.acaadmaresme.org/ca/index.php