Archivo de la etiqueta: #maresdebarcelona

And Romeo wanted Juliette and Juliette wanted Romeo

«And something flickered for a minute and then it vanished and was gone.»

Esta mañana, como cada sábado y domingo a las 8:30h, después de pasear a los perros, me dispongo a hacer el desayuno. Tengo sueño pues mis dos encantadores canes no entienden bien el concepto fin de semana, así que madrugo igual. No importa, porque hace dos semanas que Alexa, el gran artilugio inteligente de Amazon, vino a vivir a casa y me alegra los momentos en la cocina. Me obedece como nadie de la familia y además me dice si lloverá, si soy guapa (miente muy bien) y, de vez en cuando, me pone la canción que le pido.

– Alexa, pon «Romeo and Juliette» de Lou Reed.

He de decir que es más rebelde de lo que pensaba y hoy ha decidido que por sus santos decibelios la canción de 1980 «Romeo and Juliet» de Dire Straits era mejor opción que la de 1989 de mi querido Lou. Bueno, Alexa, vale, aceptamos pulpo pero ese puntito underground macarrilla neoyorkino, el cuarteto británico no lo tienen, eso no me lo negarás. Alexa no ha respondido nada porque no he dicho previamente “Alexa” antes de hablarle y si no te diriges a ella, como que pasa de ti. En fin, mientras hacía cinco baguettes de pantomaca, Mark knopfler ronroneaba eso tan bonito de “And I dreamed your dream for you and now your dream is real” y mira, como que me ha vuelto a conquistar. Diría que hoy hasta hubiera seducido al mismísimo autor de la  tragedia de 1597, William Shakespeare.

La canción de los Dire Straits va de una relación que se rompe porque “The time wasn’t right” pero él, Romeo, sigue enamorado. Parece ser que el propio Knopfler se inspiró en su relación fallida con Holly Vincent, de la banda “Holly and the Italians”. Por cierto, años después, en 2007 los resultones «The Killers» hicieron una magnífica versión, y aunque el guapísimo Brandon Flowers confesó que no eran muy forofos de los Dire Straits, sí de la brillante melodía de esta canción.

Y pensando en escribir algo sobre todo esto en mi blog, de repente va y caigo en lo que realmente ha ocurrido esta mañana. Alexa, resulta que yo te he pedido “Romeo and Juliette” y, como dijo Lou Reed en una entrevista a Rolling Stone, la gente no entendimos tu canción, pues no es una canción de amor llamada “Romeo and Juliette”, sino que es “Romeo had Juliette” porque tuvieron solo un encuentro «digamos físico» y poco más. Ay Lou, ¡mira que eras wildside y cómo se te echa de menos!

Tendré que fijarme más en la letra:

“Inside his pants he hides a mop to clean the mess that he has dropped into the life of lithesome Juliette Bellque

“Dentro de sus pantalones esconde un trapo para limpiar el desastre que ha dejado caer en la vida de la ágil Julieta Bell”.

– Alexa, hoy has ganado la batalla. Pero mañana más.

 

 

 

 

Los museos son mis iglesias

Entro con expectación: hay silencio, orden y belleza. Camino y contemplo poco a poco cada pieza de arte. Me acerco, intento adivinar y luego leo para comprobar que he acertado, o no. Sí, es Wifredo Lam y Rothko y esto es de Rauschenberg. Herencia de mi madre, ya desde bien pequeñas a mis hermanas y a mí nos hacía patear los museos de las capitales adivinando los artistas, dándonos pistas para que pudiéramos hacerlo nosotras. Al principio nos aburríamos un poco pero en seguida nos picó el gusanillo del arte y hasta ahora. Pero no es solo el placer de ver cuadros, esculturas, fotos o edificios de lo que quiero hablar, yo quiero hablar de la sensación que me produce. Un cosquilleo semejante a un masaje, una calma…una emoción contenida, el tiempo se para, solo la obra de arte y yo enfrente, todo es perfecto, me hincho como un pavo, se me eriza la piel, me pongo contenta. También me pasa con alguna música, que me secuestra. Supongo que debe ser lo más parecido a lo que les pasa a los creyentes cuando entran en una iglesia o en un templo. Supongo. Ahora yo pateo los museos con mis hijos a la espera de que se les despierte ese gusanillo aunque quizás su templo esté en otra parte.

«A thing of beauty is a joy for ever» John Keats

We go to the gallery
We go to the gallery
Teatre Museo dalí
Jorge en el Teatre Museo Dalí
The Serpentine
Mauro en The Serpentine
We go to the gallery book
We go to the gallery book

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

http://www.tate.org.uk/visit/tate-modern

http://www.serpentinegalleries.org

http://www.salvador-dali.org/museus/teatre-museu-dali/es_index/

https://www.theguardian.com/books/2015/sep/22/the-flyaway-success-of-the-ladybird-art-prank

 

“Somos cobayistas”

Imagen

“Somos cobayistas” va dir la Bruna diumenge convençuda. Acabàvem de fer una foto dels tres conills d’indies com si anessin a piscina, amb ulleres, banyador i barret. Se suposava que seria una instagram més on debatríem si la penjava la Bruna al seu perfil de @brunachi o jo al meu de @jasminrovira. Aparentment tot era normal però aquesta frase em va fer ballar molt el cap. Érem conills d’indianistes? Are We Guineapiggers?

Si volia dir que érem fans absoluts d’aquestes bestioles, la veritat és que sí (d’aquestes i de totes les bestioles). Són els prínceps de casa (els reis són els nens és clar). Si el què feia la Bruna era parlar en nom seu per dir que eren conills d’índies banyistes, també estava dient que era fan total seu perquè, com sinó parles en veu d’una mascota, si no te la sens molt molt propera i estimada. I la tercera opció i menys probable és que parlés d’un partit polític. Tot podria ser perquè s’està bevent el llibre de 500 planes de la Mafalda i segur que alguna idea política-reivindicativa n’ha tret. Us imagineu les properes eleccions amb el partit cobayista? Segur que més d’un i de 100 likes (ai perdó) vots en trauria, sinó mireu el partit del “Animalistes”…

Així que imagineu-me a mi, parada mirant la foto i pensant en veu baixa el que la meva filla de nou anys intentava dir-me amb aquella exclamació.  No li he arribat a preguntar perquè de fet, ja m’agraden els conceptes oberts que donin peu a pensar, interpretar i jugar sobre el significat de les paraules. Per mi la Bruna volia dir moltes coses, i totes tenen a veure amb l’amor i el poder de la imaginació. Tot plegat ha de ser cosa de família, mireu la foto que he trobat de la meva àvia i la meva mare cuidant dos gatets…

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=XMjjsbQ0v8A&w=420&h=315]