El retorno de la mochila (adiós mujeres Quasimodo)

Bolsos bolsos y más bolsos. De todos los tamaños, modelos, materiales y marcas. Desde hace años marcan tendencia los accesorios y junto con los zapatos, los bolsos mandan mucho. ¿Cuántos bolsos tenéis? ¿Los habéis contado? Yo unos cuantos porque lo normal es que antes de que se rompa ya te hayas enamorado de la nueva colección de temporada de la tienda de enfrente o de tu marca fetiche.

A lo largo de estos años he probado con las bandoleras de piel pequeñas, los absurdos clutch y las baguettes de pedrería fashion, los maxibolsos tipo Prada y los de mil candados estilo Marc Jacobs o Chloé, los modelo Gaucho de Dior y las bolsas de loneta blanca hipster del pan, por no hablar de los de material reciclado que pegaron muy fuerte hace diez años.
Pero mi espalda de tres niños y cuarenta y un años ha dicho ¡basta! Se acabó la tiranía de tantos años cargando dignamente pañales, bocatas, neceser, toallitas, barrita de arnica, libretas, pokemóns, desodorantes, trocitos de galleta, el llavero de las mil llaves, el equipo de gym, la moleskine, el Macbook air, la fiambrera y alguna piedra con ojos y boca de regalito sorpesa depositada disimuladamente para que mamá esté contenta. Mi espalda habló hace unos días seriamente para anunciarme que si seguía maltratándola en nombre de la moda me dejaría como Quasimodo en poco tiempo.
Por suerte, Dios aprieta pero no ahoga y milagrosamente aparecieron modelos de mochila bonitos y cómodos que nada tienen que envidiar a los bolsos más fashion (e incómodos y pesados) del momento. La mochila ha vuelto para demostrar que no sirve sólo para viajar a Australia o tocar la flauta con rastas sino que puedes ir a trabajar y cargar con todo lo que te propongas equilibrando los pesos sin dejarte el lomo en ello. Aquí unas propuestas:

http://www.misako.com/

http://www.marinetmarine.com/

http://www.ilovemykanken.com/

http://www.langly.co/

Y por último, mencionar que la mochila es la mejor amiga de la bici, para todas las que nos estamos aficionando al transporte de pedales.

P.D: Me gustaría saber si Stella McCartney lleva uno de sus bolsos de cadenas tan en boga ahora, esos que con un golpe puedes tumbar a una persona y que te deja la mano y el hombro sin circulación. ¡Adiós a la tiranía del bolso!